“Papá, ¿por qué tú solo sabes escribir?”

¿Por qué solo sabes escribir?

Estuve tentado de decirle a señor Mario que era injusto conmigo, pues, además de escribir, hago otras muchas cosas. Por ejemplo: saco la basura, paseo a la perra, lavo el coche, llevo a su hermano y a él al colegio y a las actividades extraescolares, pago facturas, solvento sus dudas sobre fútbol, repaso con él la conjugación del verbo “to be” y la tabla del siete. Y podría recordarle que me harté de darle el biberón antes de que tuviera la facultad de hacer preguntas incómodas. Todas esas cosas hago, aunque él no lo tenga en cuenta.

El sibarita. Un microrrelato de Francisco Rodríguez Criado

el sibarita, Francisco Rodríguez Criado

En los restaurantes, nada más sentarse, mi padre le pedía al camarero pan con aceite a modo de examen. “Si el aceite es bueno, la calidad de la cocina también lo será”, razonaba.

Un día invitó a su hermano Alfredo a comer en el restaurante “con el mejor aceite de todo Jaén”. A mi tío Alfredo le sorprendió que su hermano no siguiera la liturgia de pedir pan con aceite antes de leer la carta, y que estuviera tan embobado y se mostrara con exquisita amabilidad con la diligente chef de ojos verdes.

Relato de ciencia ficción de Fredric Brown: Obediencia

Obediencia, cuento de Fredric Brown

En un minúsculo planeta de una estrella lejana y débil, invisible desde la Tierra, y en el extremo más lejano de la galaxia, cinco veces la distancia que el hombre ha penetrado en el espacio, se eleva la estatua de un terráqueo. Fue construida con un metal precioso y es algo impresionante, de veinticinco centímetros de altura y exquisita factura.

Relato de Ronald Barthelme: La niña

Donald Barthelme, relato, cuento

Lo primero que hizo mal la niña fue arrancar hojas de sus libros, de modo que pusimos por norma que, cada vez que arrancara una hoja de algún libro, tenía que pasar cuatro horas sola en su habitación con la puerta cerrada. Solía arrancar alrededor de una hoja por día, al principio, de modo que la norma funcionó bastante bien, aunque el llanto y los alaridos procedentes del otro lado de la puerta cerrada nos ponían nerviosos.

¿Cuándo se jubila un escritor?

cuándo se jubila un escritor, corrector de textos

El otro día me preguntó señor Mario cuándo me voy a jubilar. Nunca pienso en este tema, quizá porque me hace sentir viejo. Tanto es así, que me quedé en blanco y no supe qué responder a la pregunta de mi hijo.

Ahora en frío, retomo la pregunta: ¿Cuándo me voy a jubilar? Hay dos tareas de las que podría jubilarme: de la corrección de estilo y de la escritura. ¿Seguiría corrigiendo textos si me tocara la lotería? Seguramente no, aunque he de confesar que este trabajo no me supone un trauma, y, de hecho, en no pocas ocasiones disfruto mucho con él.

La vida no es perfecta

La vida no es perfecta, Francisco Rodríguez Criado

De regreso a casa, aunque pendiente del tráfico, a esa hora impetuoso, iba pensando en las tareas que me faltaban por hacer: recoger a Chico de casa de los abuelos, sacar de paseo a la perra, hacer la cena, acostar a los niños y, si me sobraban energías, entregarme a los trimestrales del IVA, esa cosa que tanto me aburre.
En el coche le confesé a señor Mario que estaba agotado. Y el niño, cómodamente repantigado en su asiento, me dijo:

Concurso de Microrrelatos sobre Abogados

Francisco Rodríguez Criado, concurso de microrrelatos sobre abogados

Comparto con los lectores de SEÑOR BREVE el microrrelato con el que gané el Concurso de Microrrelatos sobre Abogados correspondiente a julio (2023): «Escarmiento». El concurso, organizado organizado por el Consejo General de la Abogacía Española y la Mutualidad General de la Abogacía, pedía en las bases que el microrrelato no sobrepasara las 150 palabras … Leer más

El relato del pariente pobre | Cuento de Charles Dickens

relato pobre, relato Dickens

No deseaba en absoluto tener la prioridad entre tantos miembros respetables de la familia, y comenzar la serie de historias, que cada uno aportaría a su turno, mientras estaban sentados cerca del hogar de Navidad. Modestamente sugirió:
—Sería más correcto que John, nuestro estimado anfitrión (a cuya salud brindara) tuviese la amabilidad de iniciar la serie. Porque en lo que a él se refiere, estaba tan poco acostumbrado a tomar la iniciativa que, realmente…