El sibarita. Un microrrelato de Francisco Rodríguez Criado

el sibarita, Francisco Rodríguez Criado

En los restaurantes, nada más sentarse, mi padre le pedía al camarero pan con aceite a modo de examen. “Si el aceite es bueno, la calidad de la cocina también lo será”, razonaba.

Un día invitó a su hermano Alfredo a comer en el restaurante “con el mejor aceite de todo Jaén”. A mi tío Alfredo le sorprendió que su hermano no siguiera la liturgia de pedir pan con aceite antes de leer la carta, y que estuviera tan embobado y se mostrara con exquisita amabilidad con la diligente chef de ojos verdes.

Relato de ciencia ficción de Fredric Brown: Obediencia

Obediencia, cuento de Fredric Brown

En un minúsculo planeta de una estrella lejana y débil, invisible desde la Tierra, y en el extremo más lejano de la galaxia, cinco veces la distancia que el hombre ha penetrado en el espacio, se eleva la estatua de un terráqueo. Fue construida con un metal precioso y es algo impresionante, de veinticinco centímetros de altura y exquisita factura.

Relato de Ronald Barthelme: La niña

Donald Barthelme, relato, cuento

Lo primero que hizo mal la niña fue arrancar hojas de sus libros, de modo que pusimos por norma que, cada vez que arrancara una hoja de algún libro, tenía que pasar cuatro horas sola en su habitación con la puerta cerrada. Solía arrancar alrededor de una hoja por día, al principio, de modo que la norma funcionó bastante bien, aunque el llanto y los alaridos procedentes del otro lado de la puerta cerrada nos ponían nerviosos.

Volver

Ciudad Deportiva, fútbol

Este artículo lo publiqué hace un par de días, el 28 de diciembre, en mi columna de El Periódico de Extremadura, y no es una inocentada: el C.P. Cacereño se enfrenta al Real Madrid en un partido de Copa del Rey.

El niño de la fotografía soy yo, junto a mi padre, entrenador del Atlético Cacereño, en el campo de fútbol de la Ciudad Deportiva. Mi padre siempre quiso que yo fuera jugador de fútbol. Yo también, durante un tiempo. Y ya veis para lo que he quedado…

(Dedicado a Pelé, que ha muerto hoy).

El collar | Relato corto del autor francés Guy de Maupassant

El c,ollar Guy de Maupassant, relato

Sufría constantemente, sintiéndose nacida para todas las delicadezas y todos los lujos. Sufría contemplando la pobreza de su hogar, la miseria de las paredes, sus estropeadas sillas, su fea indumentaria. Todas estas cosas, en las cuales ni siquiera habría reparado ninguna otra mujer de su casa, la torturaban y la llenaban de indignación.

El acceso a la cultura de un padre en apuros

Cultura, padre en apuros, síndrome de Down

Con el nacimiento de los niños (Chico tiene ahora 8 años y señor Mario, 6), mi vida ha cambiado radicalmente. No voy a abundar en lo ya narrado en alguna que otra ocasión; me limitaré, a modo de ejemplo, a contar cómo es mi acceso, hoy día, a la oferta cultural.

1. Debido a mi circunstancia, tengo más facilidad para escuchar libros que para leerlos (en papel o incluso en pantalla). Puedo escuchar libros mientras hago otras cosas: pasear a Betty, fregar los platos, viajar en el coche o tratar de conciliar el sueño.

Microrrelato de terror de Ana Gallegos: El grito atrapado

El grito, microrrelato de terror

Doña Amelia había sufrido su cuota en la vida. Como a todos los mortales, por cada sufrimiento que se callaba o que enfrentaba con entereza y a solas, un grito se le formaba poco a poco dentro de ella, grito que iba quedando atrapado. Con la vida, muchos fueron los gritos que, agazapados adentro, empezaron a entrelazarse hasta que se volvieron uno.