¿Cuándo se jubila un escritor?

cuándo se jubila un escritor, corrector de textos

El otro día me preguntó señor Mario cuándo me voy a jubilar. Nunca pienso en este tema, quizá porque me hace sentir viejo. Tanto es así, que me quedé en blanco y no supe qué responder a la pregunta de mi hijo.

Ahora en frío, retomo la pregunta: ¿Cuándo me voy a jubilar? Hay dos tareas de las que podría jubilarme: de la corrección de estilo y de la escritura. ¿Seguiría corrigiendo textos si me tocara la lotería? Seguramente no, aunque he de confesar que este trabajo no me supone un trauma, y, de hecho, en no pocas ocasiones disfruto mucho con él.

La vida no es perfecta

La vida no es perfecta, Francisco Rodríguez Criado

De regreso a casa, aunque pendiente del tráfico, a esa hora impetuoso, iba pensando en las tareas que me faltaban por hacer: recoger a Chico de casa de los abuelos, sacar de paseo a la perra, hacer la cena, acostar a los niños y, si me sobraban energías, entregarme a los trimestrales del IVA, esa cosa que tanto me aburre.
En el coche le confesé a señor Mario que estaba agotado. Y el niño, cómodamente repantigado en su asiento, me dijo:

Fracasa moderadamente

Fracasa moderadamente, Francisco Rodríguez Criado, éxito o fracaso

Mi hijo Mario ha regresado hoy a casa muy dolido por no haber ganado la final de fútbol en las Olimpiadas del colegio. Perder la final contra la clase C le ha dejado una honda pesadumbre durante todo el día, y ni siquiera mis bromas han conseguido quitarle hierro al asunto.

El niño está todavía en esa edad (8 años) en la que cree que solo pueden pasarle cosas bonitas, y el hecho de criarse en un entorno en el que todos le queremos con locura le impide (por ahora) descubrir que afuera, a la intemperie, es otro mamífero más luchando por la supervivencia.

El hijo sano

El hijo sano, Francisco Rodríguez Criado

Es el estigma del hijo sano. Es el estigma de crecer fuerte y saludable junto a un hermano frágil a quien se cuida 24 horas al día con esmero clínico. Es el estigma de haber nacido en una familia donde las necesidades del hermano frágil le restan énfasis a la buena marcha de quien ha venido al mundo sin problemas. Es, lo diré ya, la discriminación positiva familiar.

Grace Kelly nunca me perdonará

Grace Kelly, muerte

La jornada comenzó a complicarse cuando, al cabo de media hora, el profesor nos pidió que leyéramos en alto, para toda la clase, el texto que habíamos escrito. Con el paso de los minutos, la desazón inicial devino angustia al comprobar que a todos mis compañeros les había parecido una gran pérdida la muerte de Grace Kelly. Sus escritos, muy sentimentales y edulcorados, estaban cargados de palabras como “tristeza”, “dolor”, “desgracia”, “fatalidad”, “drama”, “terrible”, etc.

Cuando todo esto termine

Pandemia y cáncer

Esto lo escribí un día como hoy, en 2020, con el cáncer y la pandemia como protagonistas.

Ni siquiera recordaba haberlo escrito. Menos mal que está san Facebook para recordarme cosas, por ejemplo, que salgo de una batalla y me meto en otra.

La vida era esto, una batalla tras otra, pero bien podría haber sido algo más amigable…