Minicuentos sobre la pandemia

Manuel Pastrana Lozano comparte con los lectores de SEÑOR BREVE una tanda de minicuentos sobre la pandemia, genuinas píldoras narrativas de brevísima extensión sobre la crisis socio-sanitaria que estamos viviendo en todo el planeta.

Al final, a modo de colofón, podéis leer el microrrelato “Relojes”, que se sale ya de la temática del coronavirus.

Twsbi ECO-T Mint Blue - Pluma estilográfica edición especial
  • Pluma estilográfica con carga de émbolo (Piston Filler)
  • Plumín de acero con gradación de escritura EF (extrafino)
  • Capucha y tapa de color azul menta (edición especial) con forma triangular redondeada
  • Cuerpo transparente que muestra el mecanismo de carga, el color y la cantidad de tinta residual
  • Modelo ECO-T que se caracteriza por la forma triangular del mango que ayuda y enseña la correcta posición en...

Minicuentos sobre pandemias

BICHOS

El siglo que vivimos en peligro.

NUEVO ORDEN MUNDIAL

Condenados a muerte por sobrevivir a la pandemia.

CARRERA DE VACUNAS

Ganaron los bichos, por 3 vacunas de ventaja.

EXTENSIÓN

El año más largo del siglo, y el siglo más largo de la historia.

EVANGELIO  APÓCRIFO

Murió crucificado por el virus.

REHACIENDO LA HISTORIA

a.C – d.C19

PANSPERMIA

Infiltrados entre nosotros, sembrando  virus y pandemias.

APAGÓN  AL  FINAL  DEL  TÚNEL

Tercera ola.

EL  VIRUS  SIN  CORONA,

destronado por las vacunas.

Extra

TAQUIGRAFÍA  MODERNA

Emojis.

Relojes

Relojes dispersos, vagando entre las estrellas, marcaron las horas inciertas de su  existencia perdida. Unos pequeños, ajustados, casi minúsculos, petrificados en sus muñecas, imágenes expresivas de su  vida opaca e insignificante. Otros, grandes, vistosos, luminiscentes, brillaron escasas veces en las alturas y parecieron darle un sentido a su existencia. Péndulos oscilantes, tic tacs del va y viene, su vida en sucesión de instantes, silenciosos o sonoros. Segunderos saltarines, bailando esféricamente, minuteros atrasados, o adelantados a su hora, los traspiés de su vivencia errática. Esferas fuera de órbita, su destino en el espacio tiempo. Relojes que fallaron, algunos se detuvieron, ocasiones que no fueron, perdidas en unos segundos que parecieron eternos. Otros que acertaron, gozando  algunos minutos, yéndose tan rápido como llegaron. Estatuarios, inmóviles, testigos mudos en las paredes,  dieron la hora exacta de su muerte.

Manuel Pastrana Lozano